Archivo de la categoría: Emprendimiento

De todas maneras, no me arrepiento


Este año ha sido particularmente especial para mí, ha venido lleno de momentolecciones 2s buenos y también de lecciones, de aprendizaje y de reflexión.   He estado particularmente ocupada en sacar adelante un proyecto de familia en todo su sentido y como tal ha sido un reto duro, ha sido cuestión de esfuerzo, de trabajo, de decepciones, caídas y continuar adelante.
Quizás no pueda relatar cada uno de los episodios vividos, sin embargo las lecciones están marcadas.
  • No importa quienes estén en contra de tu proyecto de vida, si estás convencido, apuesta por ello.  Si no triunfas en tu primer intento, habrás conseguido una gran lección y podrás intentar por segunda vez y así hasta que lo consigas.
  •  Lo interesante de tener varios intentos es que en cada uno vas añadiendo algo nuevo que fue la lección del intento fallido anterior.  Como alguien nos dijo, esto no es una carrera de velocidad, esto es una carrera de resistencia.
  • Aprendí que en cuestión de negocios hay que mantener el corazón bien protegido, hay cosas que simplemente son, no se pueden tomar personal, en este mundo la mayoría de personas tiran el agua para su molino, es así de sencillo, a muy pocos les interesa si tu subes o bajas, y estarán contigo mientras a ellos les convenga tu presencia (hablando desde el plano netamente profesional, nada personal)
  • Hay otras personas con las que podrás trabajar en conjunto para salir adelante, no siempre es fácil hallarlas pero cuando la encuentres asegúrate de trabajar hombro a hombro en una relación ganar ganar.
  •  Para hacer negocios con la familia debe existir un grado de madurez bastante alto en todos los miembros, a veces las palabras de esas personas tan cercanas duelen más que de los desconocidos ( ya ven porque hay que tener el corazón a buen recaudo)  Entonces si crees que tú o tu familia no está preparado para apoyarte en tu proyecto mejor busca por otro lado.   No niego que he visto grandes ejemplos de lo contrario y que les va excelente.  En mi caso tengo la suerte de que mi familia me apoya.  Recuerda estas son solo mis reflexiones, no aplica a generalidades.
  • Todas nuestras acciones tienen una reacción, estés o no consciente de ello, quizás esta ha sido una de las lecciones más difíciles que me ha tocado aprender, en mi vida he actuado en base a mis principios, valores y creencias, (no digo que sean estas perfectas), no me considero una santa, ni una mujer perfecta, como siempre he dicho soy un ser humano en crecimiento.  Algunas de mis acciones que a mi criterio fueron las más acertadas, ahora me he enterado que han herido varias susceptibilidades que en realidad yo desconocía y pues ello me ha puesto las cosas cuesta arriba.
  • Esto me ha llevado a darme cuenta que existen personas que olvidan fácil las cosas buenas y mantienen los recuerdos de lo que ellos consideraron malo para ellos y a la primera oportunidad que pueden ejecutan su “venganza”, bueno no tan dramática, pero algo así.
Este tema me ha dado vueltas y vueltas en la cabeza, sobre todo porque afecto de alguna manera a nuestro proyecto de familia, y sin embargo no me arrepiento de lo actuado, porque hice lo mejor en su momento según mi criterio y pienso que si estaría en el lugar de esas personas quizás actuaría de manera similar.
Y aquí otra frase:  Soy responsable de mis actos pero no puedo ser responsable de tus reacciones.
Y así, con estas lecciones aprendidas cerramos un año y con las pilas bien recargadas a comenzar uno nuevo

A %d blogueros les gusta esto: