Archivo de la etiqueta: calidad

¿Cuánto estás dispuesto a dar por lo GRATIS?


gratisCada día aparecen miles de app (aplicaciones) sin costo, GRATIS para el usuario, si como lo oyes, es GRATIS!.  De hecho este es el principal motor para que sus usuarios se registren, a fin de cuentas, a quién no le gusta recibir algo sin pagar por ello?

He navegado un poco y existe de todo en ese mar de aplicaciones, la mayoría de ellas, tienen un límite.  Generalmente no te entregan toda la funcionalidad que algún momento necesitarás, o te cobrarán por las actualizaciones, o una vez que estás totalmente enganchado te dicen muy bien ahora ya tienes que pagar.

Según mi criterio siempre pagamos por las aplicaciones, aunque estás sean GRATIS. Lo que damos a cambio no siempre es dinero, lo que entregamos es información, NUESTRA información, exactamente, muchas veces se almacenan contraseñas, teléfonos, nombres, identificadores personales, correos electrónicos y demás información que podría ser mal utilizada en caso de caer en manos perversas (estoy siendo dramática, pero en realidad hay de todo en este mundo).

Algunas aplicaciones cuyos creadores son muy responsables publican muy claramente cuales son sus términos y condiciones de uso, aquellas que generalmente decimos SI ACEPTO, sin haberlas leído, realmente es una lata leer tantas líneas y con letra tan pequeña, pero en todo caso si no lo leíste y aún así te registraste aceptándolas pues muchas veces estás dando tu autorización para que los creadores de esa aplicación puedan hacer con tu información lo que ellos crean conveniente.  En otros casos no dicen nada, y solo te piden que ingreses con tu usuario y contraseña de tus cuentas en correos públicos o redes sociales, muchas de las cuales ofrecen servicios para que esto sea posible, sin embargo si ni siquiera existen términos y condiciones en la aplicación que vas a utilizar deberías pensar dos veces a quien das tu contraseña.

Alguien dijo la información es poder, en realidad no solo es poder, también puede ser muy rentable contar con tantos datos, quizás los creadores de las aplicaciones no son quienes les dan mal uso, pero hay gente que paga cantidades muy grandes de dinero por esas bases de datos, que además recogen todo nuestro comportamiento en la red.

No digo que todo lo GRATIS sea malo, de hecho existen muy buenas aplicaciones que con sus limitaciones no tienen costo, y quienes en sus términos y condiciones indican sus términos de privacidad de información, y existen otras en las que te indican de una manera frontal en sus términos de uso que van a utilizar todos los datos que recojan tuyos o de tus clientes (en caso de ser una página web, por ejemplo), pero como nadie lee esas molestosas letras, simplemente aceptamos todo.

En realidad te invito a que cada vez que aceptes una aplicación ya sea gratis o pagada, entrega unos minutos a leer los términos y condiciones que te entregan para saber a quien estás entregando tu información y en que condiciones.  Te imaginas, que alguien pueda revisar todo tu correo electrónico? y lo peor de todo que si a ti se te ocurre demandarlo por ello, tienes las de perder, pues aceptaste esos términos y condiciones.

Siempre mira bien qué es lo que entregas cuando accedes a algo GRATIS

Anuncios

¿Es importante la ortografía para un profesional?


ortografia3

La ortografía en mi caso fue un tema con el que me “traumaron” desde que era muy pequeñita, en la escuela me enviaban a repetir 100 veces (a mano por supuesto) la palabra que había escrito mal, en el colegio me bajaban puntos por cada falta de ortografía no importaba la materia en la que hubiera cometido el error; mis profesores hicieron mucho hincapié en que tuviera una muy buena ortografía.  En la vida universitaria no recuerdo a ningún profesor que haya mencionado el tema de la ortografía, pero ya en el plano profesional empecé a darme cuenta lo importante que es manejar una buena ortografía.

Normalmente procuro que mi escritura no tenga faltas ortográficas, aún me falta mejorar la redacción, pero la ortografiía es un tema que considero manejo adecuadamente.  Durante mi experiencia profesional he generado gran cantidad de documentos, ya sean informes, memorandos, oficios, propuestas técnicas, correos electrónicos a mis colegas, jefes, clientes, proveedores y demás.  Desde siempre la comunicación escrita ha sido fundamental.

Recientemente se realizó un cambio en mi lugar de trabajo y las nuevas autoridades son un poco más drásticas con el tema de la ortografía, existen pequeñas sanciones por cada falta de ortografía que se encuentre en un documento.  Como todo cambio, al principio resultó un poco molesto, pero considero que esta medida ha colaborado mucho con el crecimiento profesional del equipo, pues actualmente todos se fijan muy bien en lo que han escrito o en lo que van a firmar para que no exista ninguna falta de ortografía; si esto se convierte en hábito para cada persona seguro todos habremos ganado.

Muchas veces el primer contacto o el más frecuente en las relaciones profesionales es a través de un medio escrito, por lo que en muchas ocasiones se dejan muy malas impresiones “únicamente” por escribir con faltas ortográficas. Aunque actualmente las herramientas informáticas nos ayudan mucho a evitar faltas de ortografía en documentos, es importante que conozcamos las reglas para no dejar una mala impresión.

Si desarrollamos el hábito de la buena lectura, seguramente también vamos a mejorar mucho nuestra ortografía y como consecuencia se mejorará nuestra imagen profesional.


A %d blogueros les gusta esto: