Archivo de la etiqueta: equipo

Del jefe “ogro” y otras variedades


jefeogroSeguramente a muchos les interesará este post pues esperan ver reflejado en mis palabras a algún personaje de su vida actual o pasada a quién le caería muy bien el denominador de “jefe ogro” o porque no “jefa ogra”, por lo menos desde la perspectiva de cada uno.

En realidad mi intención no es criticar ni mucho menos a ninguna persona con estos calificativos, se trata de colocar algunas ideas desde otro punto de vista.

En lo personal considero que he tenido muy buena suerte con mis jefes, he aprendido mucho de las cosas buenas que se deben hacer y que cosas NO se debe hacer, siempre la vida es eso un aprendizaje, por fortuna considero que nunca tuve un jefe o jefa ogr@, de vez en cuando tuvieron sus malos días como todo el mundo, pero nada fuera de lo normal;  sin embargo son varias las ocasiones que en conversaciones esporádicas o en tertulias con amigos todos tienen una o varias anécdotas de sus terribles empleadores.

Así alguien decía que su jefe le gritaba mucho, todo trabajo estaba mal hecho y cualquier idea que presentaba mi amigo era pronto adueñada por su jefe y quien brillaba al final es ese famoso personaje. Realmente es cierto que hay jefes de todas variedades y para todos los gustos, al igual que empleados.

Hay quien se queja de que su jefe parece su dueño y el empleado se asemeja a un objeto, lo controla día y noche, espera que esté a su total disposición y por el salario mínimo.  Es cierto que hay profesiones que requieren un trabajo de más horas de lo normal, pero de ahí al acoso solo hay un paso.

Si el famoso jefe o jefa se empieza a meter en tus asuntos personales pues es otro gran punto en contra, es típico de esa persona que te quiere imponer cuales son las prioridades en tu vida, y obviamente la número uno tiene que ser el trabajo, lo segundo  y tercero también el trabajo y si acaso te sobra un poco de tiempo puedes descansar un momento capacitándote para seguir trabajando más y mejor, seguramente todo eso será una señal de alerta.

Ahora, ¿qué tan fácil puede ser convivir con este tipo de jefes?, realmente depende mucho de tu fuerza mental y paz interior,  pues una persona como las que he descrito puede llegar a desequilibrar totalmente tu vida, y obviamente esto afectará a todos quienes te rodean, así que a veces es mejor tomar decisiones y hacerse a un lado para permitir que alguien que tenga un nivel de tolerancia más alto pueda lidiar con esa persona.

Claro que también queda la opción de esperar que esa persona cambie, al final dicen que los milagros ocurren.

Y, tú ¿Tienes alguna anécdota de algún jef@ ogr@ que quieras contar?


El trabajo de cada persona suma


Cuando se asume la dirección de un equipo es importante transmitir el mensaje señalado como título de esta entrada: “el trabajo de cada persona suma”.   Para ello es fundamental que la perspectiva de procesos se encuentre clara para cada miembro del equipo, de esta manera se logrará visualizar cuan importante son las tareas de cada uno dentro del proceso para la obtención de los productos y consecución de los objetivos comunes.

Cuando trabajamos por procesos (ya sea de una manera formal o empiricamente)  es importante saber que nuestros productos se convierten en la entrada del proceso que ejecuta otra persona y si un miembro del equipo se retrasa en su trabajo o simplemente no lo hace todo se detiene y no se consigue lo que se está buscando.

A veces existen personas que llevan muchos años en un sitio trabajando (he notado que esto sucede más en el sector público que en el privado, aunque también pasa) y asumen que son indispensables o que el número de años que lleva en ese puesto le otorga algún tipo de poder especial que no permitirá que le muevan de ese lugar de trabajo.  Estas personas suelen descuidar la eficiencia y eficacia con la que desempeñan sus labores (no es una regla, existen muchas excepciones) y con su desempeño hacen que las labores de los demás miembros del equipo se vean retrasadas y al final del día quien queda mal es todo el equipo.

Por ello es importante hacer notar, socializar, y que todos conozcan como se manejan los procesos, que cada uno comprenda que su trabajo es muy importante y que probablemente el compañero de a lado le exige debido a que el requiere su producto para comenzar a hacer su labor y mientras más se demore más se tardará todo el equipo en entregar lo que se solicitó o alcanzar los objetivos.

En ocasiones por cumplir con los compromisos, uno  tiende a realizar trabajo que no es de su competencia, por ello es importante que cada persona conozca dentro del equipo que lo que hace es un granito de arena para esa inmensa playa que todos tienen como objetivo y que sin ese granito de arena no sería igual.


A %d blogueros les gusta esto: