Archivo de la etiqueta: supervisora

Del jefe “ogro” y otras variedades


jefeogroSeguramente a muchos les interesará este post pues esperan ver reflejado en mis palabras a algún personaje de su vida actual o pasada a quién le caería muy bien el denominador de “jefe ogro” o porque no “jefa ogra”, por lo menos desde la perspectiva de cada uno.

En realidad mi intención no es criticar ni mucho menos a ninguna persona con estos calificativos, se trata de colocar algunas ideas desde otro punto de vista.

En lo personal considero que he tenido muy buena suerte con mis jefes, he aprendido mucho de las cosas buenas que se deben hacer y que cosas NO se debe hacer, siempre la vida es eso un aprendizaje, por fortuna considero que nunca tuve un jefe o jefa ogr@, de vez en cuando tuvieron sus malos días como todo el mundo, pero nada fuera de lo normal;  sin embargo son varias las ocasiones que en conversaciones esporádicas o en tertulias con amigos todos tienen una o varias anécdotas de sus terribles empleadores.

Así alguien decía que su jefe le gritaba mucho, todo trabajo estaba mal hecho y cualquier idea que presentaba mi amigo era pronto adueñada por su jefe y quien brillaba al final es ese famoso personaje. Realmente es cierto que hay jefes de todas variedades y para todos los gustos, al igual que empleados.

Hay quien se queja de que su jefe parece su dueño y el empleado se asemeja a un objeto, lo controla día y noche, espera que esté a su total disposición y por el salario mínimo.  Es cierto que hay profesiones que requieren un trabajo de más horas de lo normal, pero de ahí al acoso solo hay un paso.

Si el famoso jefe o jefa se empieza a meter en tus asuntos personales pues es otro gran punto en contra, es típico de esa persona que te quiere imponer cuales son las prioridades en tu vida, y obviamente la número uno tiene que ser el trabajo, lo segundo  y tercero también el trabajo y si acaso te sobra un poco de tiempo puedes descansar un momento capacitándote para seguir trabajando más y mejor, seguramente todo eso será una señal de alerta.

Ahora, ¿qué tan fácil puede ser convivir con este tipo de jefes?, realmente depende mucho de tu fuerza mental y paz interior,  pues una persona como las que he descrito puede llegar a desequilibrar totalmente tu vida, y obviamente esto afectará a todos quienes te rodean, así que a veces es mejor tomar decisiones y hacerse a un lado para permitir que alguien que tenga un nivel de tolerancia más alto pueda lidiar con esa persona.

Claro que también queda la opción de esperar que esa persona cambie, al final dicen que los milagros ocurren.

Y, tú ¿Tienes alguna anécdota de algún jef@ ogr@ que quieras contar?

Anuncios

Relaciones de pareja en la oficina: ¿a favor o en contra?


romanceoficina1 Este es un tema que quizás muchos gerentes pasan por alto, y muchos otros tienen estrictas normas y políticas, no cabe duda que es un tema que impacta en el trabajo diario del equipo.

Alguna vez, como parte de la inducción en uno de mis sitios de trabajo, nos indicaron claramente que las relaciones de pareja en la oficina estaban permitidas, por varias razones:  la principal era que pasamos al menos 8 horas del día juntos, la tercera parte de nuestro día compartiendo con otras personas, y en ocasiones es inevitable que otros sentimientos surjan, además el gerente tenía su novia entre el personal así que obviamente estaba permitido; sin embargo nos advirtieron claramente que cualquier problema personal de la pareja debe quedar fuera de la oficina y no afectar a la productividad del equipo, personalmente pienso que a veces esto es muy difícil lograr.

Por otro lado en otras instituciones se prohiben únicamente las relaciones en las que se pueda considerar existen conflictos de intereses, es decir el contralor no podría tener pareja en el departamento financiero, o el personal de talento humano no debería tener pareja con nadie de la empresa pues podría existir algún conflicto, en algún momento se puede “favorecer” o “hacer daño” a la persona implicada.

En otras organizaciones se prohiben únicamente las relaciones formales, es decir esposos o matrimonios, pero mientras no exista este vinculo legal, no se considera que una pareja exista por lo menos no “legalmente”, por lo que existen parejas que pueden estar tranquilas ya que no son “legales” y son secretos a voces.

Personalmente, yo no me opongo, mientras los involucrados tengan la madurez suficiente para manejar este tipo de situaciones y mantenerlas fuera de la oficina, realmente a veces se torna bastante incómodo laborar junto a una pareja que mientras trabaja se está lanzando miradas, piropos y poco les falta para hacerse todo tipo de arrumacos, sin embargo, he visto también, otras parejas que mantienen su distancia en el trabajo, y esto me parece bastante saludable para todos.

Lo que si es claro, es que en un ambiente de trabajo normalmente se encuentran personas con gustos y aptitudes afines, si se hizo una buena selección seguramente será así  y frente a esta realidad es muy difícil que no surjan sentimientos que van más allá del compañerismo y la amistad.

Además es necesario recordar que los romances generalmente entran en un ciclo, en donde al inicio en la etapa del enamoramiento todo es color de rosa y uno se siente flotando en las nubes, sin embargo al compartir el día a día y estar juntos en diferentes situaciones, empiezan a sobresalir las pequeñas cosas que no nos gustan de ambos lados y si no se lleva correctamente estas diferencias podrían tener un muy mal término.

Dependerá también de la madurez emocional de la pareja pues como ya lo mencioné es muy importante mantener separados los aspectos profesional y personal, y si una relación de pareja termina dentro de la oficina es evidente que se va a afectar la productividad por nuestra condición humana.

Dependerá de las políticas organizacionales si esto está permitido o está prohibido, por lo que si un jefe tiene que enfrentar la situación en la que este tipo de relaciones son abiertamente aceptadas, es necesario que tome en cuenta los posibles riesgos (entre otros)  que como gerente debería enfrentar:

  • Posibles discrepancias actitudinales, en caso de que exista malestar, peleas o “cambio de pareja” dentro del ambiente laboral.  No cabe duda que es una situación incómoda y puede generar un mal clima organizacional.
  • Posible generación de “chismes  de pasillo”, especialmente si este tipo de relaciones se da en conflictos de intereses, por ejemplo, la secretaría que es pareja del jefe y de pronto es promovida sin cumplir el debido proceso.
  • Posible aumento de errores por parte de los involucrados, ya que en el estado de enamoramiento su nivel de concentración puede bajar considerablemente.

El costo de no rectificar un error dentro de una Organización


Las Organizaciones están conformadas y dirigidas por seres humanos, por lo tanto existe una probabilidad muy alta de errores, estos pueden tener su raíz en innumerables causas,  una de ellas es la inexperiencia, esta a veces  ligada a la demasiada proactividad de los empleados quienes por quedar bien con sus superiores realizan acciones saltandose los procedimientos establecidos; desconocimiento del proceso, saturación de trabajo por lo que se disminuye la calidad de la ejecución de las actividades y así existen muchas razones más

Existen errores que “pasan desapercibidos” pero otros que pueden causar impactos muy grandes dentro de las instituciones, algunos de ellos se podrían haber evitado con solo  consultar a las personas indicadas, se podían resolver con un plan de comunicación eficiente.  Sin embargo muchas veces no sirve de nada tener un plan si nadie lo respeta o si los directivos no lo respetan y se saltan mandos medios para solicitar información y dar directrices a la parte operativa directamente.

En muchos lugares se considera como negligencia profesional el hacer caso omiso a la corrección de un error identificado cuyo impacto puede ser alto, pero por diferentes razones se lo deja pasar.  El no corregir el error en cuanto es identificado por cualquier circunstancia va a provocar inevitablemente una salida erronea de un proceso lo que de alguna manera va a perjudicar a la Organización

Se que existen metodologías y demás temas que están orientados a la calidad total y que tienen como objetivo llegar al error cero, pero para la mayoría de nuestras empresas e instituciones es un proceso costoso ingresar en estos temas de certificación, sin embargo considero que es importante analizar que el costo de rectificar un error en cuanto se lo reconoce es mucho menor a si se lo corrige después de algún tiempo.

En tecnología, en el área de desarrollo de software es bien conocido que es mucho más barato rectificar un error en la etapa de planificación o en la de diseño que en la de desarrollo o mucho más aún que corregir un error cuando la herramienta ya se encuentra implementada y en producción, cuando aún se está en la etapa de diseño se puede medir el impacto y comenzar a desarrollar con los cambios planteados en esta fase.

De igual manera en otras áreas de la empresa, en cualquier proceso si existe un error este puede representar grandes pérdidas para una Organización, como por ejemplo en el área de ventas, presentar mal una cotización por parte de un vendedor que no se reunió con el área de producción le puede costar demasiado a la empresa, o el desconocimiento de diferentes normas que se actualizan en el día a día para la tributación pueden hacer que la imagen de la organización tenga un reconocido desmedro en la misma.

Por eso es muy importante medir el impacto que puede causar el error dentro de la empresa para tomar acciones y rectificarlo aunque muchas veces esto signifique decisiones drasticas.


El trabajo de cada persona suma


Cuando se asume la dirección de un equipo es importante transmitir el mensaje señalado como título de esta entrada: “el trabajo de cada persona suma”.   Para ello es fundamental que la perspectiva de procesos se encuentre clara para cada miembro del equipo, de esta manera se logrará visualizar cuan importante son las tareas de cada uno dentro del proceso para la obtención de los productos y consecución de los objetivos comunes.

Cuando trabajamos por procesos (ya sea de una manera formal o empiricamente)  es importante saber que nuestros productos se convierten en la entrada del proceso que ejecuta otra persona y si un miembro del equipo se retrasa en su trabajo o simplemente no lo hace todo se detiene y no se consigue lo que se está buscando.

A veces existen personas que llevan muchos años en un sitio trabajando (he notado que esto sucede más en el sector público que en el privado, aunque también pasa) y asumen que son indispensables o que el número de años que lleva en ese puesto le otorga algún tipo de poder especial que no permitirá que le muevan de ese lugar de trabajo.  Estas personas suelen descuidar la eficiencia y eficacia con la que desempeñan sus labores (no es una regla, existen muchas excepciones) y con su desempeño hacen que las labores de los demás miembros del equipo se vean retrasadas y al final del día quien queda mal es todo el equipo.

Por ello es importante hacer notar, socializar, y que todos conozcan como se manejan los procesos, que cada uno comprenda que su trabajo es muy importante y que probablemente el compañero de a lado le exige debido a que el requiere su producto para comenzar a hacer su labor y mientras más se demore más se tardará todo el equipo en entregar lo que se solicitó o alcanzar los objetivos.

En ocasiones por cumplir con los compromisos, uno  tiende a realizar trabajo que no es de su competencia, por ello es importante que cada persona conozca dentro del equipo que lo que hace es un granito de arena para esa inmensa playa que todos tienen como objetivo y que sin ese granito de arena no sería igual.


Qué significa ser una mujer tecnológica?


Quizá esta entrada genere la reacción de varios de ustedes,  pues es una perspectiva propia. Y cuando se habla de la diferencia de géneros pues se pueden pasar las horas y días sin darnos cuenta.  Pero el otro día estaba en una reunión con otras mujeres que dirigen varias áreas de la Institución en la que trabajo y me dijeron es que tú eres una “mujer tecnológica”, lo cual estaría muy bien entendido pues es mi profesión, sin embargo me puse a analizar y me dí cuenta que en esta época todas deberíamos ser mujeres tecnológicas. 

El tema de género es algo muy controversial, pero la mujer en los últimos años especialmente en nuestro país y en latinoamerica en general ha escalado posiciones y ahora estamos ubicadas en diferentes sitios de decisión, sin que esto signifique que hayamos dejado de lado todos los otros roles que la sociedad nos ha entregado como son el ser madre, esposa, hija, “ama de casa”, entre otros.

Por eso considero que el ser una mujer tecnológica es muy importante en estos días, pues para mí esto significa conocer y poder sacar el máximo de ventaja de todas las herramientas tecnológicas que día a día aparecen en el mercado, como por ejemplo: desde que apareció internet todo se globalizo y el conocimiento ahora es de más fácil acceso, por ello se puede encontrar millones de tips, consejos y demás para un montón de cosas del hogar o la oficina que debido a alguno de los roles que desempeñamos están bajo nuestra responsabilidad.

Algunas compañías se han dado cuenta de esto, es por ello por ejemplo que ahora los teléfonos celulares, laptops, tablets, cámaras de fotos, entre otros aparatos  vienen diseñados en colores rosados y algunos diseños muy femeninos para captar este gran mercado, quizás esto suene muy superficial y consumista, pero por la naturaleza de la mujer esto se ha logrado poco a poco.

Personalmente a mi me gusta ser una “mujer tecnológica” desde el punto de vista en el que me gusta aprovechar todas las maravillas que ha creado la humanidad en está era y que facilitan mucho la vida diaria, entregando comodidad y permitiendo que tanto hombres como mujeres podamos desenvolvernos en varios roles que no fueron “originalmente” designados por la sociedad.

Es así que gracias a la tecnología y al teletrabajo, ahora podemos dedicarnos a cumplir de mejor manera los diversos roles que cumplimos.

Pues finalmente estoy feliz de poder disfrutar el vivir en esta época y ser una “mujer tecnológica”.


Mujeres en mandos medios


Cada día es mayor el número de mujeres que adoptan el rol de un mando medio, en donde deben preocuparse de varios aspectos, entre los fundamentales:  que su equipo de trabajo consiga las metas propuestas y tenga un clima laboral agradable, pero a la vez responder a las necesidades del inmediato superior que se espera entregue lineamientos orientados a satisfacer las decisiones estratégicas del Negocio.

Si los mandos medios además están relacionados con la Tecnología, me atrevería a decir que la presión es un poco mayor (es una apreciación netamente personal), pues se exige de ellas, una respuesta rápida para solucionar a través de servicios de TI los requerimientos de los actores estratégicos del negocio, sin dejar de lado la innovación y por su puesto la eficiencia en la utilización de recursos.

Las expectativas que se generan alrededor de una persona ejerciendo un mando medio en cualquier campo son bastante amplias y normalmente requieren una dedicación mayor de tiempo para cumplir con los compromisos que van relacionados al cargo, esto tanto en hombres como en mujeres produce una reducción del tiempo que le dedican a su vida personal.    Por ello muchas mujeres que han logrado escalar a este nivel, han solucionado parcialmente las exigencias adicionales que tienen en sus hogares, a través de la contratación de un servicio de ama de llaves o similares; que, desde cierto punto de vista es bueno, pues generan fuentes de trabajo adicional. 

Es gratificante observar que actualmente cuando un mando medio es confiado a una mujer, no existe diferencia en el trato y el equipo de trabajo en la mayoría de casos se adapta sin ningún problema.


A %d blogueros les gusta esto: