Archivo de la etiqueta: teletrabajo

Teletrabajo, no solo es cuestión de tecnología


teletrabajo

En algún post anterior había comentado sobre teletrabajo, como una opción para que las personas en la actualidad a través de la tecnología puedan tener más tiempo para compartir con su familia y puedan trabajar desde casa, especialmente las mujeres que son cabezas de familia y que tienen responsabilidades sobre el hogar y sobre todo sus hijos.

El teletrabajo es una opción adicional que podría apoyar a la vida familiar que en esta época ha enfrentado una crisis, existe gente que ha migrado, se ha alejado de sus países, de sus familias y sus hogares. Sin embargo, para que esto sea posible, es importante el clima organizacional que existe en una empresa, algunos trabajos actualmente se lo puede realizar en casi cualquier lugar.

Si para las personas que laboran en una organización es importante contar con la presencia de esos compañeros no es posible implementar este tipo de trabajo, aunque tenga todas las herramientas tecnológicas disponibles para que el teletrabajo funcione correctamente, si los empleados de la empresa no entienden el concepto que implica el trabajo a distancia, lo único que se conseguirá es crear un mal clima laboral.

Si bien es cierto existen algunas labores específicas que no se pueden realizar de manera remota, como por ejemplo operar o  supervisar una planta de producción de cualquier mercancía, también es cierto que existen tareas que se pueden desarrollar de manera muy fácil lejos del sitio de trabajo, por ejemplo el desarrollo de software.

Para que los objetivos planteados para cualquier tipo de trabajo se lleguen a cumplir, es importante que los integrantes del grupo puedan desarrollar  un verdadero trabajo en equipo,  que se base en confianza y comunicación clara, es importante que exista una metodología especifica, sencilla, conocida por todos los miembros e implementada.

El teletrabajo actualmente es posible gracias a la calidad de conectividad que existe que cada día mejora. Existen una gran cantidad de empresas que tienen empleados a nivel mundial, contratados de diferente manera, con los que logran conseguir sus objetivos y que trabajan remotamente.  En nuestra sociedad todavía es difícil encontrar empresas que desarrollen activamente este tipo de soluciones, principalmente debido a la cultura de nuestras organizaciones y los empleados.

Sin embargo, aún existen personas que requieren que los subalternos y los compañeros de trabajo permanezcan sentados junto a ellos en la oficina para sentir que están trabajando en equipo, estas actitudes son parte de la cultura que hay que cambiar, pues no sirve de nada la tecnología si la cultura en la organización no está basada en confianza y comunicación.

Anuncios

Mensajería Instantánea – Se debe mantener la formalidad?


Dentro de las organizaciones cada vez es más común, la mensajería instantánea, en algunos casos se ha convertido en una herramienta fundamental dentro del ambiente colaborativo de las empresas.  No cabe duda que ésta presenta ventajas sobre otros medios de comunicación que han perdido protagonismo como el correo electrónico o el teléfono por ejemplo.

Al ser una herramienta que permite el manejo de presencia y además otorga una respuesta casi inmediata,  permite el uso de símbolos conocidos como smileys o emoticons con que se expresa estados de ánimo con figuras y dibujos no cabe duda que las comunicaciones por este medio han adquirido un tinte informal al momento de transmitir nuestras ideas.

Como solían decir “el papel aguanta todo” ahora es la “mensajería instantánea aguanta todo” y de pronto al conversar con un colega a quien yo me refería de una manera bastante formal tanto por correo electrónico, por teléfono y en persona observo que me envía una carita que está llorando dentro de la herramienta de IM y me doy cuenta que la formalidad se perdió.

Seguramente esto se debe a que la mensajería instantanea comenzó como un medio de comunicación personal, en el que conversabamos con amigos, familia y gente de nuestro círculo de confianza al cual poco a poco se fueron integrando colegas, clientes, proveedores y demás personajes con los que la relación es netamente profesional.

Las redes sociales y demás medios de comunicación actuales han provocado que de alguna manera se pierda la formalidad dentro de las relaciones profesionales y lamentablemente en las nuevas generaciones incluso se ha dañado el idioma escrito pues sustituyen la escritura con letras de acuerdo a los fonemas que corresponde. Confieso que muchas veces no entiendo mensajes que envían mis primas adolescentes  con muchas letras repetidas, puntos suspensivos, signos de admiración e interrogación que los usan sin piedad.

A veces en organizaciones muy grandes los empleados solo se han comunicado utilizando estas herramientas, esto puede dar paso a un ambiente “informal” dentro de la empresa, normalmente esto ocurre en donde existe gran cantidad de personas jóvenes en los equipos.

En medios como una conversación telefónica, un correo electrónico en algunos casos aún se mantiene un tono formal, no en todos pero si se considera aún un poco de formalidad, sin embargo me parece que en la mensajería instantánea la informalidad se impone.

No estoy juzgando si esto es bueno o malo, simplemente es un cambio que como muchos otros nos arrastra a todos y como decía Darwin la especie que sobrevive es la que mejor se adapta, así que debemos adaptarnos, cierto?.   Les dejo esta inquietud queridos lectores… se debería mantener la formalidad de las relaciones profesionales en la mensajería instantánea? o nos “adaptamos” a la informalidad?


Teletrabajo


Sonó la alarma…..  es hora de levantarse, arreglar la casita (por lo menos lo básico, no soy de las afortunadas que tienen ayuda doméstica 😦 ), dejar la mitad de la comida lista y la ropa en la lavadora para la tarde.  Pero la verdad la cama está tibia y no tengo ganas de levantarme… y me pregunto.. y si pudiera trabajar sin salir de casa? en verdad hace falta mi presencia en la oficina para cumplir con mis actividades y objetivos?  Sería más fácil quizás no ir y hacerlo desde mi hogar…. por lo menos me ahorro el tiempo que me toma en ir al trabajo, en mi caso es poco, pero hay personas que invierten horas enteras en trasladarse, además podría combinar de mejor manera los pendientes de la casa con los de la oficina.

Y si el teletrabajo fuera más aceptado, quizás todo lo anterior se convertiría en realidad.  Pero porque en nuestra sociedad aún no se ha desarrollado el concepto de teletrabajo?

  • Desconfianza en las tecnologías de información.  Aún no se entiende a profundidad cual es el alcance de las comunicaciones, quizás en nuestro medio apenas están estabilizandose y es por ello, para un escenario de teletrabajo sería inadmisible que el internet se interrumpa por ejemplo, situación que aún es común aquí.
  • Costos y capacidad de las comunicaciones. Lamentablemente en nuestro medio los costos aún son demasiado altos para la capacidad que nos brindan las TI, seguramente porque nuestras operadoras y proveedores aún no cuentan con la infraestructura mínima necesaria.
  • Desconocimiento del uso de las TI. La brecha digital que existe en nuestro medio todavía es demasiado grande para acceder a este tipo de servicios.  La mayoría de  personas continuan creyendo que es necesario estar en la oficina para poder conectarse a la red y obtener los documentos necesarios para su gestión.
  • Falta de marco legal para proteger la información que se envía. Quizás todo lo anterior se vería apalancado por la existencia de un marco legal robusto que acá aún no existe, apenas se está haciendo los primeros esfuerzos para cubrir este hueco. 
  • Falta de estándares aceptados para este tipo de actividades. En una sociedad que apenas está entendiendo la importancia de apegarse a estandares y normas para producción y otras actividades es de esperarse que todavía ni se piense en todas las ventajas que puede signifcar el teletrabajo.

Las tecnologías de información cada vez son más avanzadas y nos ofrecen infinitas posibilidades de realizar cosas vía remota, incluso desde los dispositivos móviles, en algunos casos ya ni siquiera es necesario contar con una máquina portátil, basta un smartphone para realizar varias tareas como conectarse remotamente a la oficina, para tener una videoconferencia y otras maravillas

En realidad tengo la esperanza que estos puntos y quizás algunos otros que pude haber pasado por alto se puedan solventar muy pronto y así poder despachar mails desde mi tibia cama y trazarme un horario que me permita balancear mi vida personal con mi vida profesional de una manera más equitativa 🙂